19/7/09

La máquina onírica.

Los habitantes de la noche
pájaros de alas sangrantes
me despiertan
me seducen
me atormentan
me vuelven ave
forma clítica del pronombre
escudo contra espolones
que el rostro desfiguran
cordero de dios
que quita
el pescado del mundo.
Tras las torres se alza
hambrienta
una dama sepia
Deglute los pájaros
me desea
me inventa
me recorre
Luego yo,
desnudo /anquilosado
respetando las comas
atrapado por las cicatrices
de sobreviviente
diciendo yo
creyendo ser yo
la sombra de mi padre y hades
el miasma enérgico de la prohibiciones por venir
expulsando verrugas por los ojos
y penetrando fieramente
a la mujer sepia
que se orgasma
y eyacula canciones por la boca.

2 comentarios:

Alejandro Arriaga dijo...

bueno volver, bueno que vuelvas.

Cíclopa dijo...

Mujer que alma mula
se expulsa al alba.