5/3/07

Soy sus lágrimas.

Poemas oscuros
como dulces sus ojos,
canciones roídas
desgajando el alma.
Un solo harapo, viento que es sombra.
Un sabor amargo de vino hecho dios.

Cuatrocientas lunas
torturando esta memoria
ocre como la lluvia que desnuda sus pechos
de niña.
Se ata a mi boca con correas,
con sogas, con trapos,
con nervios sangrantes.
Me entierro en ella:
me hago eterno.

Soy su sangre, soy sus lágrimas
que escapan por sus dulces ojos
y se pegotean en mis manos
de poeta.

1 comentario:

ARG ARG ARG dijo...

"Un sabor amargo de vino hecho dios." Como consegues em uma frase curta e simples exprimir uma convulsão que se desenvolve dentro de um ser?